Páginas

martes, 16 de febrero de 2010

El fraude del GT200 al descubierto

Ésta es una entrada que tenía muchas ganas de escribir.

Como saben los —38— sospechosos habituales y lectores ocasionales que llegan a este su humilde blog perdido en el ciberespacio, desde que en febrero del año pasado descubrimos que los estafadores de Global Technical Ltd. nos habían timado —sí, nos, que los millones que se han gastado son de nuestros impuestos— con el detector molecular GT200, una de tantas varitas de zahorí comercializada como aparato de alta tecnología supuestamente capaz de detectar lo que usted quiera y mande, hemos dedicado un buen número de entradas para comentar y compartir nuestros hallazgos sobre este aparatejo y algunos de sus clones.

Si usted ha seguido esta historia sin duda le alegrará saber que al fin se ha destapado el caño y la mierda ha sido expuesta una vez más.

A pesar de la reticencia de las autoridades civiles y militares que insistían en que no era necesario poner a prueba el aparato puesto que ellos estaban convencidos de que funcionaba tal y como lo indicaba el fabricante, la presión de la prensa y la televisión consiguió que el gobierno accediera a crear una comisión que probara al GT200 en un ambiente controlado y con un protocolo de pruebas adecuado. Es decir, en lugar de hacer la clásica demostración en la cual el operador del aparato (o algún otro testigo que pudiera darle indicaciones) sabe de antemano en dónde está la sustancia blanco a localizar y engañándose a sí mismo mueve inconscientemente la mano y así la antena del GT200 gira en esa dirección aparentando que en efecto el aparato ha detectado algo, se hizo lo que se recomienda en estos casos: Una prueba de doble ciego.

Y como el Quadro Tracker, el MOLE Programmable Detection System (antecesor del GT200), el Sniffex, el DKL Lifeguard y en fin, como cualquier varita de zahorí tecnificada o no que se haya sometido a este tipo de pruebas, el GT200 falló miserablemente y demostró como era de esperarse, que sus resultados no son mejores que los que se esperarían del azar. Es decir, no tiene ninguna capacidad real para detectar nada.

Nada salvo pendejos o corruptos. O ambos...

En este humilde blog perdido en el ciberespacio nos alegramos mucho de que los militares dejen de poner sus vidas en manos de estas porquerías y también de que ya no se puedan utilizar como pretexto para arrestar a las personas. Mis respetos y felicitaciones al pueblo de Tailandia, sus medios de comunicación y especialmente al Dr. Jetsada Denduangboripan, que en las últimas semanas tuvo un papel preponderante para que se llegara a esta conclusión.


ประเทศไทย ขอ แสดง ความ ยินดี





Oh, perdón, ¿es que usted pensó que hablábamos de México?

¿Con nuestra prensa? ¡Já! Siga soñando.

A.T.
____
Algunas notas ordenadas cronológicamente:

GT200 inquiry takes first step (Bangkok Post)
Tests on GT200 bomb detectors in progress (NNT)
GT200 test completed (The Nation)
s>The science of risking death (Bankok Post)
Thai PM : GT200 device failed test (Bangkok Pundit)
Bomb detectors fail test (The Nation)
GT 200 risky to use: PM (The Nation)
PM orders end to buying of GT200 (Bankok Post)
GT 200 proven inefficient (NTT)
.

4 comentarios:

gpplascencia dijo...

Buahh :'( Que triste. Y mira que en Tailandia creen cosas tan raras como aqui. Sorprendente que sean mas criticos.

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Chin.....oh iluso de mi.

Manolo_elmas dijo...

Bravo!!!
Y enhorabuena por la parte que te toca, que he seguido el blog y tus esfuerzos.
Ahora sólo queda resumir las entradas sobre el tema en una, ordenarla, ponerle índice y publicarla como opúsculo y airearla en Internet. Y mandar alguna nota de prensa que otra a los diarios de tu país... y a los de todos.
Enhorabuena otra vez.

LEON_CARLOS dijo...

Caray, hermano... Tu información es una que sí merece pasarse como carta cadena y difundirla por todo el pueblo mexicano.
Terrible golpe al orgullo e inteligencia del ejército, tan similar caso a la policía usando psíquicos.